22
ene

Las empresas ecommerce realizan un extraodinario esfuerzo para captar a sus clientes, tanto posicionando su website como realizando campañas y acciones de marketing online.

Después, una vez conseguida la visita, se debe analizar cada una de las etapas del proceso de compra; desde que el cliente se registra y entra en el embudo, pasando por la elección del carrito hasta que finaliza el proceso de compra. Todo este empeño esta dirigido a una mejora continuada, vital para conocer los hábitos de consumo y navegación online.

¿Pero qué ocurre si no conseguimos la venta al finalizar el proceso online? ¿Podemos permitirnos perder leads después de tanto trabajo?

Según mi experiencia colaborando con empresas de este tipo, tanto en el mercado Europeo como en Latinoaméricano, puedo describir las siguientes incidencias:

  • Datos incompletos o erróneos (dirección de entrega, teléfono, cuentas y tarjetas bancarias, forma de pago, cantidades, etc).
  • Incidencias al rellenar el formulario de compra (errores al finalizar el proceso, problemas técnicos con la conexión, el browser o falta de pericia o inseguridad del usuario, compras duplicadas, procesos a medio terminar, errores en cantidad o importes, etc).
  • Fallos relacionados con el envío. Se pierden compras al realizar el envío ya que el cliente los recibe en condiciones distintas a las que desea o con retraso.
  • Falta de un sistema de información que aclare las causas de la anulación de la compra, es necesario escuchar al cliente, tener fedback en cuanto a la calidad de los productos, el servicio o a los fallos de los procesos.

Es conveniente complementar el propósito de nuestro website con la gestión comercial de un profesional. Se puede, y debe, captar a los usuarios para ayudarles a solventar problemas e incidencias.

Nuestro objetivo y solución es recuperar las ventas fallidas por las incidencias descritas. Para logralo, contamos con un equipo comercial de emisión de llamadas y de envío de emails.
El método de trabajo es sencillo:

  • Nuestros clientes nos remiten diariamente un listado de compras.
  • Confirmamos la compra o resolvemos la incidencia.
  • 24 horas después, devolvemos el informe, normalmente con un alto porcentaje de ventas recuperadas.

Nuestro servicio es un coste variable por usuario contactado, por lo que la empresa puede integrarlo en su estructura de control y medición evitando costes fijos en su estructura.

Además de aprovechar todas las oportunidades de venta, podemos disponer de información adicional relevante de los usuarios, útil, por ejemplo, para enriquecer o depurar una base de datos para utilizar en posteriores acciones comerciales.

En un sector que está experimentando un crecimiento tan importante, considero que es crucial contar con este servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *